Saltar al contenido

Agar-agar, la gelatina vegetal

Hoy os voy a hablar de un producto cada día más utilizado en la cocina occidental. Se trata de un espesante y gelificante que se obtiene a partir de varios tipos de algas rojas y que es conocido con el nombre de agar-agar. Un término “agar” de origen malayo que significa “jalea”.

Es un producto que se comercializa en polvo y que no incorpora ningún sabor ni color a la preparación que acompaña. Frente a los espesantes y gelificantes de origen animal, los más usados por estos lares, el agar-agar se perfila como una alternativa para todas aquellas personas que prefieren decantarse por los productos vegetales.

Como ya he comentado anteriormente sus usos principales son por un lado como espesante, añadiéndolo a la sopa o a la preparación pero sin dejar que hierva. Y por otro lado como gelificante, incorporándolo a una elaboración y dejando que llegue al punto de ebullición suave mientras removemos durante unos minutos. En este caso y dependiendo de la cantidad de agar-agar que utilicemos conseguiremos una gelatina más o menos consistente. Hay personas que incluso la utilizan para preparar gominolas como se puede apreciar en la fotografía.

El agar-agar se puede encontrar en la mayoría de las grandes superficies comerciales y en las tiendas especializadas. Además de por este nombre también es conocido por otros nombres como gelatina vegetal, gelatina china o cola de pescado japonesa, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza Cookies. Puedes ver aquí la política de Cookies    Ver Política de cookies