Saltar al contenido

Ahorrar en las compras de Navidad

Me diréis que todavía queda mucho tiempo pero si no empezamos a planificar desde ya los menús que vamos a elaborar estas Navidades corremos el peligro de que nos coja el toro y lo terminaremos pagando muy caro y nunca mejor dicho.

En una tesitura económica como la que nos encontramos se hace indispensable intentar controlar el gasto y que mejor momento para poner en práctica este consejo que en Navidades. Bueno, mejor dicho antes de Navidades y es que si esperamos a que se nos echen encima las fechas todo nos saldrá mucho no, muchísimo más caro. De ahí la importancia de planificar con tiempo y es que si somos capaces de visualizar los menús que vamos a preparar, podremos adelantar las compras y ahorraremos mucho dinero.

En la actualidad disponemos en la mayoría de las casas de congeladores y arcones capaces de almacenar una gran cantidad de alimentos congelados por lo que no debemos temer adelantar nuestras compras un mes. Los productos serán de la misma calidad o mejor, a un precio mucho más barato y no tendremos que hacer interminables colas.

Los pescados y mariscos por ejemplo se encarecen una barbaridad según nos vamos aproximando a las comentadas fiestas. Tal es así que las especies con más demanda como pueden ser la merluza, la lubina, el rape o el rodaballo pueden llegar a multiplicar su precio por dos e incluso por tres. Y ¿qué decir del marisco?. Pues más de los mismo. Langostinoscentollos, bueyesbogavantes y langostas ven inflados sus precios hasta hacerlos casi inalcanzables para una gran mayoría.

También podríamos hablar de las carnes que si bien no muestran un encarecimiento tan pronunciado como en el caso de los pescados y mariscos, los precios que llegan alcanzar están muy por encima del que tienen durante el resto del año. Es el caso del corderocabrito o cochinillo productos utilizados por una inmensa mayoría de hogares. Y es que más que nunca en esas fechas, la tradición manda.

Si somos previsores y planificamos nuestras compras, podemos realizar la mayor parte de ellas ahora. Al menos las que respectan a esos alimentos que más van a ver encarecidos sus precios. En mi caso, por ejemplo, solemos comprar por estas fechas el marisco, el pescado y la carne que vamos a cocinar en Navidades. Y os puedo asegurar que el dinero que te puedes llegar a ahorrar es considerable. Además tanto los pescados como el marisco y las carnes soportan muy bien la congelación. Con un correcto proceso de descongelación conservaremos todas las cualidades organolépticas de los alimentos.

Es importante que tengáis en cuenta además que según nos vamos acercando a las fechas señaladas los productos además de encarecerse comienzan a disminuir tanto en número como en calidad, por lo que si somos previsores además de pagar menos estaremos adquiriendo mejores productos.

Otra alternativa para ahorrar en Navidades es la posibilidad de utilizar otros alimentos más asequibles para lo que tendremos que ser creativos y pensar en elaboraciones alternativas. Las ensaladas y los asados con patopollo o pavo siempre están ahí y los resultados son excelentes. Además ayudan a hacer las cenas más llevaderas y mucho menos pesadas.

Tampoco nos podemos olvidar de los postres. Con estos pasa lo mismo que con los pescados y mariscos. Estoy seguro que ya habéis visto en los supermercados expuestos y a la venta polvorones, turrones, bombones y frutas secas varias. Pues bien, si los compráis ahora os ahorrareis unos euros, eso seguro.

Y para finalizar recordar que lo más importantes en estas fiestas es estar juntos y pasarlo bien. No importa si comemos y bebemos un poco menos, nuestra salud nos lo agradecerá y el bolsillo también. Y es que muchas veces comemos mucho más de lo que deberíamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza Cookies. Puedes ver aquí la política de Cookies    Ver Política de cookies