Saltar al contenido

¿Cómo saber si el pescado es fresco?

Supongo que a más de una y de uno se os ha planteado alguna vez esta pregunta cuando os encontrabais en la pescadería contemplando un sinfín de bocas abiertas y grandes ojos. Pues bien a continuación os plateo una serie de puntos en los que nos tendremos que fijar a la hora de determinar si un pescado es fresco o no.

La primera característica en la que nos tendremos que fijar es en el aspecto. Este tiene que ser brillantehúmedo y limpio. Por lo general los pescados tienen una especie de mucosa que recubre su piel. Cuando son frescos esta mucosa es transparente, con el paso del tiempo esta mucosa se va oscureciendo.

Otra característica fundamental a la que tenemos que prestar especial atención es al olor. El pescado fresco presenta un olor profundo a mar y a algas. Cuando el olor que desprende es demasiado fuerte el pescado no será muy fresco.

Sin embargo, existen ciertos trucos por los que nos pueden engañar si tan sólo atendemos a estas características. Así por ejemplo, en algunas pescaderías se limpian los pescados y se preparan para que a simple vista parezcan más frescos de lo que son. Por ello es siempre recomendable que nos fijemos en otros factores.

Si un pescado es fresco:

La cola debe de tener una apariencia fresca y húmeda. Cuando se muestre seca y curvada es que el pescado no es muy fresco.

La piel se tiene que mostrar bien coloreada y suave al tacto. Si se torna pegajosa y los colores del animal son apagados o mates el pescado no será muy fresco.

Los ojos nos dicen mucho. Tendremos que fijarnos en que estos sean saltones, brillantes y vivos. Con las corneas transparentes y las pupilas negras. En los pescados poco frescos los ojos no tienen brillo y la cornea cobra un tono turbio.

Las branquias de los pescados frescos presentan un color rosado o rojo brillante, dependiendo de la especie. Además tienen que estar húmedas y despegadas del animal. Cuando se muestran secas y rodeadas de un mucus pegajoso el pescado no será muy fresco.

El último punto al que tenemos que prestar especial atención y no por ello menos importante es la carne. Esta tiene que ser firme y elástica. Si al presionar con el dedo nuestra huella se queda marcada y al de un breve lapso de tiempo no recupera su forma es que el pescado no es fresco.

Espero que con estas pautas os resulte un poco más fácil el determinar si un pescado es fresco o no. Y si os sigue resultando un tanto complicado no desesperéis y es que se acaba de crear una aplicación para el móvil que nos ayudará a determinar la frescura de un pescado. El nombre de la aplicación es How fresh is your fish y nos dará todas las pistas necesarias para saber el grado de frescura de un pescado a través del Método del índice de Calidad (QIM).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza Cookies. Puedes ver aquí la política de Cookies    Ver Política de cookies