Saltar al contenido

¿Cómo se forma la espuma de la cerveza?

Rubia, negra, de trigo, con o sin alcohol… Existen infinidad de posibilidades a la hora de elegir una cerveza. Pero, y si te pregunto: ¿con o sin espuma? ¿Te gustaría saber cómo se forma la espuma de la cerveza?

Según un estudio publicado por la Universidad de Harvard, la cerveza cuenta con agentes tensoactivos, sustancias que transforman la tensión artificial. Digámoslo de otra forma: estos agentes son los responsables de formar burbujas redondas llenas de aire en la presión ambiente, que con el tiempo, se deforman y colapsan, debido a que la cerveza va introduciéndose en ellas por la fuerza de la gravedad. La calidad de la espuma estará directamente relacionada con las proteínas propias de la malta y los cereales que se agreguen en la elaboración.

La cerveza es una bebida alcohólica, no destilada, cuyo origen se remonta miles de años atrás. Está elaborada a base de granos de cebada u otros cereales, cuyo almidón es fermentado en agua y aromatizado con lúpulo. Posee un sabor amargo, es considerada como ‘gaseosa’ y suele estar coronada por una espuma más o menos persistente.

Los distintos métodos de elaboración que existen, así como los ingredientes utilizados, influyen en su color -desde el amarillo al negro pasando por tonos rojizos-, en su sabor y en su graduación alcohólica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza Cookies. Puedes ver aquí la política de Cookies    Ver Política de cookies