Saltar al contenido

La calabaza de invierno

El otro día volviendo del pueblo de mi suegro pasamos junto a dos huertas que estaban llenas de calabazas. Grandes, redondas y naranjas llamando la atención sobre el resto de hortalizas y verduras con las que compartían tierra. Y fue ante tal escena cuando me vino a la mente que en efecto nos encontramos en el comienzo de la temporada de la calabaza de invierno.

La calabaza es una hortaliza que crece durante todo el año en nuestras huertas, así que podríamos decir que no tiene una temporada tan marcada como la tienen otras hortalizas o verduras. Sin embargo, la mejor época para consumir la calabaza es desde la mitad de otoño y durante los meses más fríos de invierno. Esta calabaza es más dulce y más seca que la de verano pero se conserva durante un periodo más largo debido a su gruesa piel. Ejemplos de este tipo de hotalizas son la calabaza banana, la calabaza zapallo y la calabaza confitera de donde se obtiene el cabello de ángel.

Se cree que proceden de Asia Meridional desde donde se extendieron al resto del mundo, llegando a Europa en torno al siglo XV propagándose rápidamente entre los países de clima más cálido. Las hay de infinidad de colores, formas y tamaños pero en nuestra latitud la más conocida y consumida es la calabaza redonda y anaranjada.

La calabaza es una hortaliza muy nutritiva que se presta a mil preparaciones. Sirve para elaborar cremas, sopas, guarniciones e incluso postres. Las calabazas de los meses más fríos son ideales para cocer, rehogar y gratinar. También se suelen usar mucho a la hora de suavizar preparaciones como los guisados o los potajes. En este caso su uso sería parecido al de la zanahoria y lo que conseguiríamos sería darle un toque más dulce al plato.

Para ir finalizando destacar también el uso decorativo o simbólico que tienen estas calabazas sobre todo en Estados Unidos, algunas zonas de Canadá y el Norte de México. Hablo de la fiesta de Halloween una celebración que tienen lugar el 31 de octubre y que cada año cobra más adeptos también en nuestro país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza Cookies. Puedes ver aquí la política de Cookies    Ver Política de cookies